Características y enfermedades de la Rata Parda (alcantarilla) – Rattus Novergicus.

 

Rata Parda (alcantarilla) - Rattus Novergicus
Rata Parda (alcantarilla) – Rattus Novergicus

La Rata Parda (alcantarilla) – Rattus Novergicus es un roedor de cuerpo alargado, hocico puntiagudo y orejas largas que alcanzan el borde del ojo al estirarse hacia delante. La cola es alargada, delgada y casi desnuda, con algunas pequeñas escamas y pelos cortos; los ojos y las orejas son grandes y el pelaje espeso y de color variable, dependiendo de la especie.

La cola es una excelente herramienta que sirve para controlar sus saltos, como barra de equilibrio cuando caminan sobre tubos, cables o cuerdas y para equilibrarse mientras nada.

El tamaño varía en las diferentes especies. La mayoría de las especies de Rattus pesan entre 95 y 240 gramos y tienen una longitud de 17 a 21 cm, con una cola tan larga como el cuerpo.

 

Alimentación

La Rata Parda (alcantarilla) – Rattus Novergicus come de todo, es decir, es omnívora. En las zonas urbanizadas se alimenta de la comida almacenada o de los desperdicios. En zonas no urbanizadas, se alimenta de frutos, raíces, pequeños mamíferos, insectos y otros materiales. También puede trepar sobre nidos de aves.  No rehúsa la carne en putrefacción de otros animales. Pocas veces provoca la muerte de animales dormidos, incluso los de considerable tamaño. El canibalismo está muy extendido en la especie, y algunas ratas, sobre todo las más jóvenes, son devoradas por sus padres.  La rata Parda (alcantarilla) – Rattus Novergicus es una nadadora excepcional y atrapa peces pequeños y cangrejos, también puede apresar caracoles e insectos acuáticos.  La rata Parda (alcantarilla) – Rattus Novergicus tiene la necesidad imperiosa de agua, siquiera sea pestilente o salobre.

Reproducción

La rata Parda (alcantarilla) – Rattus Novergicus tiene una gestación que dura aproximadamente un mes, gesta de cinco a veintidós individuos, que deposita en el interior de la madriguera o nido, la hembra es activa sexualmente a las cinco o seis semanas de su nacimiento.

Rata Parda (alcantarilla) - Rattus Novergicus
Rata Parda (alcantarilla) – Rattus Novergicus

Habilidades

La rata Parda (alcantarilla) – Rattus Novergicus son roedores muy ágiles, trepan hábilmente y logran incluso subir por las paredes más lisas, nadan muy bien, son buenos saltadores y son capaces de cavar, aunque esto último no con mucha perseverancia. Se orientan perfectamente en la oscuridad. La flexibilidad de su esqueleto les permite introducirse en las viviendas por agujeros estrechos. Su capacidad de roer diversos materiales es tal que les permite perforar desde madera a una tubería de plomo.

Soportan temperaturas de hasta -30 ºC. Sus sentidos están muy desarrollados, sobre todo el oído, el olfato y el gusto.

La rata Parda (alcantarilla) – Rattus Novergicus tiene una gran capacidad de intimidación, ya que incluso pueden intimidar a otros animales mucho más grandes que ella, como a los perros.

 

Enfermedades que pueden trasmitir

La rata Parda (alcantarilla) – Rattus Novergicus, como otros muchos animales, actúan como vectores de muchas zoonosis, es decir, enfermedades infecciosas transferibles:

  • Fiebre por mordedura de rata:
    • Ocasionada por los microorganismos Streptobacillus moniliformis y Spirillum minus. Para la rata, estas bacterias son microbiota comensal (es decir, no patógena en condiciones normales), pero en humanos causa una infección con fiebre aguda, dolor articular y linfoadenopatía. Se transmite por mordiscos y por la ingesta de comida contaminada.
  • Infección por Hantavirus:
    • Ocasionan fiebre hemorrágica con síndrome renal, pudiendo conllevar a la muerte del paciente. Se transmite mediante los fluidos corporales de roedores infectados.
  • Leptospirosis:
    • Se trata de una infección por la Espiroqueta Leptospira, que presenta variantes en diferentes especies animales. Ocasiona ictericia y fallo renal de curso rápido (sucede a los pocos días).
  • Salmonelosis:
    • Ocasionada por diversas especies del género de bacterias Salmonella. En la rata produce anorexia, pérdida de actividad, laxitud y heces líquidas. En humanos, produce dolor abdominal, diarrea y vómitos y fiebre. La transmisión es por contacto con heces contaminadas.
  • Infestación por Hymenolepis nana:
    • En ratas suele ser asintomático, si bien en humanos ocasiona enteritis, anorexia y dolor de cabeza. La transmisión es fecal-oral partiendo de heces contaminadas.